Observatorio del Trabajo en la Globalización Búsqueda:  
 
español català euskaraz
english français arabe
Presentación
Inicio
Mapa web
Suscripción
Contacto
Enlaces
RSS RSS
OTG video

Países

Argentina Colombia Egipto Guatemala Guinea Ecuatorial Marruecos Palestina-Israel Sáhara occidental Países

   
Título Países > Sáhara OccidentalMauritania
Sáhara Occidental
El movimiento sindical internacional no puede dar la espalda al conflicto en el Sáhara Occidental

En 1975 el proceso de descolonización del Sahara Occidental se truncó mediante una acuerdo entre la dictadura española y los gobiernos de Marruecos y Mauritania. Este acuerdo ilegal, contrario al derecho internacional, ha dado pie a la ocupación marroquí del conjunto del territorio, a una larga guerra y a una situación que se prolonga desde hace casi treinta años: instalación de decenas de miles de colonos, explotación de las riquezas naturales, marginación de la población autóctona, construcción de muros para contener las acciones militares del movimiento de liberación nacional del Sahara... Por otras parte, más de 200.000 saharauis están refugiados en el sur de Argelia y muchos miles están en la diáspora.

Naciones Unidas considera al Sahara Occidental como territorio no autónomo por lo tanto este caso es un proceso de descolonización pendiente y la ocupación es un acto ilegal. En 1991 se puso en marcha un Plan de paz bajo los auspicios de las Naciones Unidas y de la Organización por la Unidad Africana; el Plan permitió establecer un cese del fuego e iniciar un proceso de negociaciones políticas para hacer efectivo el derecho a la autodeterminación de la población autóctona mediante un referéndum. Desde entonces el gobierno de Marruecos ha puesto sucesivas trabas a las negociaciones para evitar que se realice una consulta a la población que determine el futuro del Sahara Occidental. El último episodio ha sido la negativa a aplicar el Plan Baker II (resolución del Consejo de Seguridad 1495, 2003).

La cuestión del Sahara es un problema de descolonización, al que no se puede contornear con propuestas de descentralización o de autonomía territorial en el marco del Estado marroquí. Mantener esta situación impide la integración del Magreb, proceso a todas luces indispensable para el desarrollo de esta región. Además la ocupación es un lastre para una verdadera democratización de Marruecos.

Las dilaciones y los bloqueos impuestos por la parte marroquí al Plan de paz agotan las vías diplomáticas y pueden abocar a un retorno a las hostilidades. Marroquíes, saharauis y el conjunto de la comunidad internacional deben evitarlo.

El movimiento sindical internacional no puede dar la espalda al conflicto en el Sahara Occidental; debe prestar atención a esta situación, tal como lo hizo con Timor Este o lo hace actualmente con Palestina. Por ello varias organizaciones sindicales de Europa (Portugal, España, Italia, Francia, Reino Unido...) y del Norte de África, os invitamos a interesaros por esta cuestión y a construir conjuntamente iniciativas sindicales internacionales por la paz, por la justicia y por un arreglo justo y conforme al derecho internacional.

Varias iniciativas están en marcha:

  • Una red de comunicación sindical sobre el Sahara Occidental.
  • La investigación y documentación de casos de discriminación y de violación de los derechos fundamentales de la población autóctona en las zonas ocupadas y en particular el derecho a la libre organización.
  • La convocatoria en el año 2005 de una Conferencia Internacional de Solidaridad Sindical con el Pueblo del Sahara, en Italia.
  • Ponte en contacto con el Observatorio del Trabajo si tienes interes de participar en alguna de estas acciones o si nos quieres contar tu experiencia sindical de cooperación con el pueblo saharaui.

 

barra de navegación El suicidio de un joven en Gaza resalta la difícil situación laboral en el territorio palestino ocupado  tema
anterior
volver al sumario de
Sáhara Occidental
tema
siguiente
 Mauritania barra de navegación
imprimir
recomendar
barra de navegación


Enlaces

Imágenes
Solidaridad Sindical con el pueblo saharaui
   

Fundación Paz y Solidaridad Serafín Aliaga Agencia Española de Cooperación Internacional